III PREMIO AL ALTRUISMO, 2001

Galardonados con el III Premio al Altruismo:  Don Guillermo España, Madre Antonia y a nombre de doña María Rubio de Sandoval, quien por su edad no pudo acudir, lo recibió su sobrina Quím. Raquel Ferezi y la Hna. María del Socorro Castillo, de la Casa de Cuna Católica Troncoso y Berruecos.   Son acompañados por directivos de Red Social de Tijuana  y el vicerrector de la UABC, Dr. René Andrade.

Galardonados con el III Premio al Altruismo: Don Guillermo España, Madre Antonia y a nombre de doña María Rubio de Sandoval, quien por su edad no pudo acudir, lo recibió su sobrina Quím. Raquel Ferezi y la Hna. María del Socorro Castillo, de la Casa de Cuna Católica Troncoso y Berruecos. Son acompañados por directivos de Red Social de Tijuana y el vicerrector de la UABC, Dr. René Andrade.

Lo que muchos esperaban: en este 2001 el Ángel Dorado fue para Madre Antonia.

Su vida de servicio, no necesitaba del reconocimiento, pero el sector del voluntariado, prácticamente exigía a Red Social de Tijuana que se lo entregara. Aunque bien se sabe que la mayoría de las buenas personas no desean “que su mano izquierda sepa lo que hace la derecha”.

En la institución especializada en difundir las actividades del voluntariado, se considera que la divulgación de las obras buenas puede contribuir a que se multipliquen, que las personas se animen a dar un poco de su tiempo, de su dinero o de su esfuerzo.   Ese es el gran objetivo del Premio al Altruismo que todavía en esta tercera entrega del 2001, sigue teniendo proyección local.

El Comité de Evaluación, que en este año, despedía con agradecimiento al Dr. René Andrade como presidente, por concluir su responsabilidad como vicerrector de la UABC, consideró que en los casos de que la puntuación fuera mínima, de 1 a 3 puntos se debería entregar una placa como Reconocimiento Especial. Y así se hizo por primera vez. El Ángel seguía siendo único, pero con más oportunidades de influencia en la comunidad.

Ángel Dorado Individual. Fue para Madre Antonia, una mujer que rompe paradigmas: ella, solicitó entrar a la Penitenciaría, cuando todos quieren salir, para servir a los más humildes y olvidados.   Ella, tuvo la sensibilidad de crear la Asociación Brazos Abiertos para proteger a las viudas y huérfanos de los policías caídos en el cumplimiento de su deber.   Se ocupó de proteger a familias de los presos, que generalmente son de otros estados. Les dio casa, comida y hasta atención médica.   Ella se preocupó por los niños que deambulaban solos por las calles, exponiéndose a los peligros.   Y fue la primera que se ocupó de atender el problema de la trata de personas. Una mujer de Dios, que estuvo pendiente de solucionar problemas terrenales.

Ángel Dorado Institución. La Casa de Cuna Católica Troncoso y Berruecos recibió este premio por el trabajo que realiza para educar y formar en valores a niños y niñas de madres trabajadoras y solteras. La trascendencia de esta obra es visible al conocer el interior y platicar con los pequeños huéspedes de este ordenado hogar que les otorga la posibilidad de acercarse a las cultura, artes en general, técnicas actuales y por supuesto al respeto del trato diario. La Hna. María del Socorro Castillo, directora del hogar se le entregó la presea por ese servicio de 50 años en favor de la infancia tijuanense.

 Ángel Plateado Individual. Fue para Doña María Rubio de Sandoval quién tuvo la visión de pedirle a Don Baraquiel Fimbres que construyera un asilo para ancianos pobres. Ella primero consiguió el terreno y así surgió lo que hasta hoy es el Asilo San Vicente de Paul. Doña Mary hasta su fallecimiento fue la principal benefactora de la institución. Cuidando de dotar para los servicios mínimos como son agua, luz, teléfono, gas y muchas veces alimentos indispensables. Mientras su salud se lo permitió acudía semanalmente para constatar la buena marcha de ese hogar de ancianos.   Ella murió a los 103 años y dejó un legado económico para seguir protegiéndolos.

Ángel Plateado Institución. Fue para Auto Transportes Estrellas del Pacífico, S.A. de C.V. que durante varios años estuvo dotando de boletos para que muchos migrantes, regresaran a sus hogares a reencontrarse con sus familias.   Lo extraordinario de este caso es que a pesar de que tenía destinado un presupuesto mensual para tal fin, muchas veces hizo excepciones al conocer la historia personal que les presentaban, los grupos que atendían migrantes. Desde Guadalajara vino a recibir su Ángel, don Guillermo España, principal accionista.

Primer Reconocimiento Especial. Para Norma Bustamante Anchondo porque desde hace varias décadas ha sido principal benefactora de la Casa Hogar para Niños de La Gloria. Entregándoles ayuda en especie y dedicándoles tiempo efectivo.

Segundo Reconocimiento Especial. Para Jacinto Aztiazarán Orcí por su trabajo y resultados en la constitución de la Fundación Internacional de la Comunidad.

Tercer Reconocimiento Especial. Para Alejandro Hierro Por crear programas de entretenimiento y fortalecimiento de autoestima para la Fundación de Apoyo a Niños Especiales Jesús Torres Carrillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *