XIX PREMIO 2017

Ángel Dorado Individual

GRACIELA RASCÓN MIRANDA

En esta época en que se está disfrutando de los trabajos y esfuerzos realizados para atender distintos problemas a los que se enfrenta el ser humano, quizá pueda parecer como una acción común.  Pero esta historia de grandes sacrificios, problemas, decepciones y enormes esfuerzos, nos presenta a una mujer que por hacer nacido sorda, muchos creyeron ( excepto su familia) que también era muda y por lo tanto, pensaban, no valía la pena hacer el esfuerzo de comunicarse con ella. Pero al correr de los años, esta dama mexicalense hace más de 25 años, decidió que su sordera debería ser un reto a vencer, no tan solo por ella, sino para compartir ese don de comunicarse con otras personas y familias que tuvieran ese mismo problema.  Ella, que gracias a la rehabilitación y estudio del Sistema de Señas pudo comunicarse con los demás y tener una vida normal, no se conformó con eso, pues sería un gran egoísmo de su parte.  Así que abrió “la escuelita” como ella le llama para convencer a padres y madres que tenían la obligación de integrar a la sociedad a sus hijos, de no esconderlos, de no privarlos del derecho de aprender a comunicarse con el mundo. Durante más de cinco lustros se ha acercado a toda institución que tiene una responsabilidad social para con los sordos y otros enfermos. También ha llegado a los distintos gobiernos, iglesias, universidades, con los primeros para pedirles apoyo y seguir sosteniendo “la escuelita” (donde se atiende a todos, algunos pagan cuotas simbólicas, para ayudar a los gastos, otros, reciben becas completas, pero a nadie se le rechaza por problemas económicos).  También a los gobiernos les ha insistido que en todos los eventos deben tener a un intérprete de Lengua de Señas Mexicanas.   A las iglesias les solicitó y obtuvo por algún tiempo que en todos los oficios deben tener a un intérprete.   Se ha dado el hecho de que algunos sacerdotes han aprendido el lenguaje de Señas.   Pero todavía falta interés en muchas instituciones de gobierno y por supuesto de la iniciativa privada. A esta dama se debe también que en algunas Universidades se instituyera el Diplomado de Lengua de Señas Mexicanas.  Pero también a ella se debe los avances en la atención, trato y respeto que se tiene por las personas sordas. Su tenacidad, que algunos califican de tozudez le hizo hace más de 25 años, soportar muchas negativas a sus inquietudes. Pero hoy esta dama, tijuanense por adopción es reconocida en México y fuera de su país. Y no por grupos pequeños o insignificantes, sino por instituciones de prestigio que se interesan y trabajan por la integración total, a la vida social de las personas sordas.

Ángel Dorado Institución

DISPENSARIO NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD (Mexicali)

La gente bondadosa, siempre ha sido una buena colaboradora de los distintos gobiernos.   La pobreza ha existido desde siempre y en Mexicali, como en todas las ciudades del mundo, los grupos marginados son numerosos.   Al ver tantos seres con carencias, una Orden de Religiosas, decidió dedicar sus esfuerzos, a buscar formas de mitigarles ese sufrimiento.   Sin descuidar sus compromisos de Iglesia hace más de cincuenta y siete años iniciaron un humilde Dispensario al que llamaron Nuestra Señora de la Salud.  Gracias a esa decisión lo que empezó con un comedor para dotar de alimentos, amplió su objetivo, en algo tan importante como la salud. Más tarde, agregaron servicios odontológicos, luego medicina general y consulta psicológica integral.   Hoy ese Dispensario es el sitio obligado para los habitantes de la Colonia Orizaba y lugares vecinos de Mexicali. Además, cumplen con un programa de entrega de despensas a familias necesitadas.  Estas Hermanas de la Orden Siervas del Sagrado Corazón de Jesús y de los Pobres, llegaron para atender necesidades muy concretas, como la salud en tiempos en que no había ni Centros de Salud, ni Seguro Popular, a la gente no le llegaba los servicios médicos oficiales, hasta que las Hermanas con grandes sacrificios pudieron iniciar esta obra que ha llegado a ser el sitio de referencia al que acuden con emergencias de salud y necesidades de alimentos.

Por supuesto que no han descuidado la formación humanísta y espiritual.   Quienes así lo desean, acuden a esas reuniones, que especialmente les habla de vivir con valores y respetando al prójimo.   Decir 57 años ininterrumpidos al servicio de una comunidad marginada es demostrar que cuando hay deseos de ayudar, no importa los sacrificios que se tenga que hacer.   Se cumple y se cumple con alegría como lo hace el Dispensario de Nuestra Señora de la Salud, de Mexicali.  

Ángel Plateado Individual

T. S. CELINA MONTIEL RODRIGUEZ

Hoy es una mujer que después de varias décadas de trabajo, puede presumir que su vida ha estado al servicio de las personas ciegas y débiles visuales.  Siendo ella, el mejor ejemplo de superación. A los 11 perdió la vista totalmente y conforme pasaban los años se dio cuenta que en Méxicali, su ciudad natal no había personas capacitadas que atendieran ese problema, importante por la cantidad que había con esas necesidades. Con el apoyo del Club de Leones de Mexicali se fue la ciudad de México a estudiar MASOTERAPIA. Su inquietud era que los ciegos y débiles visuales no tan solo leyeran el sistema Braille, sino que tuvieran una forma de ganarse la vida y andar en ella con autonomía. Al regresar a Mexicali, ya con esos estudios, encontró que por desgracia, sus compañeros invidentes seguían en sus hogares, atendidos por su familia, pero sin poder hacer nada en favor de su desarrollo. Por eso en forma individual trabajó desde 1988, hasta que diez años después, formalmente funda el Instituto para Ciegos y Débiles Visuales y logra convencer a varias personas que se integren a la Asociación.  Estudió la licenciatura de Trabajo Social y ello le permitió adquirir más capacidad así como elementos para organizar lo mejor posible el programa de trabajo.   En uno de sus viajes de capacitación a Hermosillo, conoció el programa para elaborar Trapeadores.   Regresa a Mexicali, realiza todas las gestiones incluyendo quien les comprara la producción y sí funda una Fábrica. Eso permitió a personas que no tenían actividades productivas, que se integraran al mercado laboral.  Esta gran mujer que no tan solo se preocupó por sí misma, sino que pensó en sus compañeros invidentes y trabajó con denuedo por ayudarlos, durante todos estos años ha sido transformadora de vidas. Ayudar a esos seres humanos para que no tan solo se comuniquen con el mundo a través de la lectura, seguramente que le es muy satisfactorio.  Pero además, los ayudó a caminar solos, a ser eficientes y a convivir con alegría con sus iguales.

Ángel Plateado Institución

CLUB DE NIÑOS Y NIÑAS DE TIJUANA, A. C.

Un grupo de empresarios en Tijuana, B.C. y San Diego Ca. Constituyeron en noviembre del 2001 una Asociación Civil para establecer en la ciudad de Tijuana el primer centro de prevención para los niños en riesgo de calle en México el cual opera complementando los horarios de clases, evitando que los pequeños permanezcan solos en casa sin la supervisión de un adulto, y desde entonces se trabaja para que los niños y niñas integrantes del Club se conviertan en líderes en sus comunidades, con valores sólidos, y que con la multiplicación de los clubes se pueda minimizar el índice de delincuencia en las calles, aportando como resultado de la labor jóvenes ciudadanos sanos; modelos a seguir en nuestro país.

Asistir al Club, abre totalmente las posibilidades de formarse integralmente, desarrollando sus habilidades motoras, intelectuales y sociales un ambiente correcto, dándoles las herramientas para convertirse en adultos íntegros, productivos, encaminados a vivir las mismas oportunidades, disminuir la pobreza, la desigualdad y combatir la discriminación.

Entre los mayores logros y beneficios que el Club otorga a Tijuana se encuentran:

  • Alcance anual promedio es de 1,242 beneficiarios y 4,347 familiares aproximadamente.
  • 63.7% de los beneficiarios no cuentan con otra opción y atribuyen a la atención brindada uno o más cambios positivos en obras de beneficio social.
  • El índice de deserción escolar ha disminuido en gran medida, así como el incremento de calificación, mejora de relaciones interfamiliares.
  • Incremento de seguridad en zona y reducción de pandillerismo, vandalismo y violencia.

Club de Niños y Niñas de Tijuana, A.C. tiene como Presidente Fundador Don Enrique Gamboa Núñez.

Ángel Post Mortem

DON DAVID L. ROMERO CASAS y esposa

DOÑA LILIA ARZAMENDI DE ROMERO 

Interesados en apoyar a niños en situación de abandono u orfandad, en 1988 los señores  Don David L. Romero Casas y su hijo Raúl Romero Arzamendi visitaron organizaciones de la sociedad civil con el fin de conocer las mejores prácticas. En su recorrido, detectaron en todas las organizaciones una debilidad institucional que limitaba su capacidad de acceso a recursos económicos, en especie o humanos y que repercutían altamente en su operación. Convencidos de que las OSC en México requieren de fortalecimiento y que las donaciones son sumamente importantes para dar continuidad a sus programas, los señores Romero constituyeron la Fundación para la Protección de la Niñez, I.A.P., en 1990.

A lo largo de 27 años, la FPN ha conseguido apoyar a un promedio de 600 organizaciones anualmente en 23 estados del país, beneficiando a más de 5 millones de personas, principalmente niñas y niños, además de jóvenes, adultos, adultos mayores y sus familias. Cada año, hemos logrado conjuntar esfuerzos para fortalecer y promover el desarrollo de las Organizaciones de la Sociedad civil con más de 50 millones de pesos en donativos en especie, los cuales cubren necesidades básicas, educación, infraestructura, salud, cultura, deporte y recreación.

Fundación para la Protección de la Niñez, IAP es una respuesta a la ejemplar voluntad del Sr. Don David L. Romero Casas y su señora esposa Doña Lilia Arzamendi de Romero, quienes preocupados en vida y secundados ahora por su familia, unieron sus deseos y esfuerzos para auxiliar y proteger a los niños menos favorecidos de México.