XVIII PREMIO 2016

Ángel Dorado Individual

HNO. JOE M. VALENZUELA

¿A qué puede aspirar un hombre con casi 80 años de edad?   Este caballero originario de Estados Unidos, con residencia en La Jolla, Ca. que después de haber cumplido con su familia y su patria (sobreviviente de la una Guerra), podría dedicarse al descanso y diversión, tomó, con la comprensión y apoyo de su esposa, el compromiso de fundar (2006) una casa hogar para niñas  en Rosarito.  Su inquietud nació de visitar como turista ese lugar y constatar la cantidad de niñas que andaban deambulando en solicitud de ayuda.  Invirtió su tiempo, su dinero y todo su entusiasmo para fundar LA Casa Hogar Estrella, empezó por adquirir el terreno, levantar el edificio.  Y las mismas necesidades le hizo construir preescolar, escuela primaria, donde además de acudir sus niñas tienen lugares para los pequeños que viven en los alrededores (actualmente cuentan con 325 alumnos).  En su incansable deseo de preparar lo mejor posible a estas pequeñas a las que están educando y protegiendo, así como fortalecerlas para la vida adulta, integró una Estudiantina, para que el estudio de la música, se agregara a la de computación, deportes y diversas enseñanzas sobre los valores morales.

Cuando se podría pensar que el Hno. Joe M. Valenzuela, ahora a punto de cumplir 90 años estaría satisfecho con los grandes logros de su institución, él sigue con inquietudes de dar lo mejor a estas niñas, que ven en él la figura paterna que no tuvieron en sus vidas.  Pues ahora además del Colegio de educación básica ya cuenta con secundaria y preparatoria, pero especialmente todas las pequeñas reciben una atención esmerada, cuidando de su salud, de sus estudios, de su desarrollo integral y asegurándose que todas las pequeñas reciban los cuidados a los que todo infante tiene derecho.

Ángel Dorado Institución

APRODEA  (Asociación Pro Derechos de los Animales, A. C.)

Esta institución realiza actividades que algunos podrían calificar como intrascendente o para personas desocupadas. Muchas veces nadan contra corriente y hasta les reclaman ¿Cómo se ocupan de los animales, habiendo tantos niños abandonados en las calles? Sin embargo, esta institución que desde hace más de 36 años inició actividades con un solo hombre que domingo a domingo se apostaba en el Parque Guerrero frente a la Iglesia de San Francisco para regalar mascotas (que recogía de las calles), desde hace 16 años se integró como Asociación Civil con voluntarios que se encargan de atender una Clínica Veterinaria en la Colonia Santa Rosa y que gracias  veterinarios voluntarios, es posible realizar la actividad de esterilizar a bajo precio, a las mascotas. 

Durante más de una década la Asociación atiende en jornadas comunitarias, se acerca a los medios de comunicación, hace recorridos por las escuelas de la periferia, para sensibilizar sobre la importancia que tiene:

  1. Responsabilizarse de todas las necesidades de su mascota, haciendo ver, especialmente a los niños que además de disfrutar a su animalito, se requiere de cuidados.
  •  Haciendo saber a la ciudadanía que al proteger a los animales, cuidando de que no deambulen por las calles, se está contribuyendo a proteger la salud pública. 

Una ciudad sin perros callejeros, es una ciudad que sabe respetar a los animales y que protege la salud de sus habitantes.

Por muchos años su fundador, el Prof. Alejandro Yñigo Soto recorrió las calles de Tijuana y Rosarito, recogiendo a los perros abandonados para llevarlos a un refugio en donde les proporcionaban cuidados y alimentación. Hoy por problemas de salud, semi retirado la institución que con tanto cariño fundó sigue sirviendo a Tijuana.

Ángel Plateado Individual

LEONARDO DAVID SANCHEZ LICEA (Mexicali)

Cuando se habla de jóvenes, se piensa en que es un ser humano inquieto e interesado principalmente en la diversión y en la convivencia con sus iguales.   Pero el caso de Leonardo, un mexicalense que siendo menor de edad empezó a preocuparse por su entorno, fue más allá de VER lo que sucedía: decidió asumir un compromiso de servicio a su comunidad.   En principio resulto difícil porque tocaba puertas y no se le abrían, ¿quién lo iba a tomar en serio con sus escasos 16 años?  Pero él tenía un proyecto y estaba decidido a desarrollarlo porque deseaba acabar con las bandas de muchachos sin cosas positivas que hacer, se tenía que terminar con el graffiti y bajar o acabar con el índice de delincuencia que había en los barrios.   Cuando logró reunir a 14 jóvenes que se interesaran en capacitarse en actividades deportivas y sociales, hizo su programa de acción tenía que combinar el trabajo con la diversión para atraer a más muchachos que se interesaran en trabajar por los demás y en forma muy especial, alejarlos a ellos mismos de la vagancia, drogas y pandillerismo.   La inquietud y decisión de este joven ha trascendido los años, ahora es un profesionista y con sus conocimientos enriquece a su institución.   Por lo pronto la comunidad sabe que en caso de emergencias, ahí está su grupo llamado Panteras Negra, para ayudar.  Atienden albergues de anciano, llevándoles despensas, compañía y trabajo para que los jóvenes quieran y respeten a los abuelitos.  En las instituciones educativas además de dar pláticas sobre lo nefasto que es el consumo de las drogas, lo peligroso del embarazo de adolescentes, también ayudan a pintar y arreglar las instalaciones.   Están muy cerca de las instituciones de Protección civil para atender el rescate de inundaciones, incendios forestales, apagones masivos y auxiliando en los Albergues Temporales.   La reforestación y el respeto a la ecología ha sido, después de la capacitación, al área que han dedicado especiales esfuerzos, seguramente porque fue en el Parque Orquídea donde les permitieron sus primeras reuniones.

Lo importante en este caso es que Leonardo, a pesar de los compromisos que va adquiriendo como profesionista, sigue dedicando sus afanes en trabajar con este grupo ejemplar que se ha ganado el respeto de la comunidad mexicalense.  Joven positivo, comprometido y con amplia visión de servicio social, es un ejemplo para todos

Ángel Plateado Institución

CRUZ ROJA MEXICANA DELEGACIÓN MEXICALI

A esta institución se le identifica como Benemérita y en Mexicali, como en todas las ciudades del mundo en las que existe una “Delegación” su origen es eminentemente ciudadano. Ellos asumen el compromiso de la instalación y operatividad. Cruz Roja Delegación Mexicali inicia actividades en 1954.   Su crecimiento fue paulatino, sus primeras instalaciones surgen en la Colonia Pueblo Nuevo, así tendría su radio de acción en la ciudad y para atender las emergencias médicas de los miles de viajeros que transitan por La Rumorosa.  Por eso iniciaron con los servicios de urgencias médicas en ambulancias.  En 1983 construyeron la Unidad en el Ex Ejido Coahuila.  Aumentando su capacidad de servicios en una ciudad que crece a pasos agigantados y con ellos sus demandas de atención.  Los distintos directivos de su Patronato de esta Delegación mexicalense han trabajado en equipo para cuidar de que el servicio cumpla con los protocolos internacionales y además abriendo Unidades en distintos puntos de la ciudad para que la respuesta sea rápida y la atención de urgencias se cumpla en beneficio de la salud y muchas veces de la vida de los accidentados.

Lo que se pueda decir sobre esta Benemérita Institución, se quedaría corto porque a toda la sociedad bajacaliforniana, consta que es eficiente, profesional en sus servicios, es gratuita en un gran porcentaje, salva vidas y es un ejemplo de solidaridad, bondad, y trascendencia.

No es exagerado asegurar que gracias a este esfuerzo de gente buena, son miles de vidas las que se han salvado, otras miles de vidas que han podido ser atendidas muy oportunamente y en esa forma prevenir males mayores.

Cruz Roja Mexicana Delegación Mexicali, una institución ejemplar, por sus atenciones y por sus resultados.

Ángel Post Mortem

DON RENÉ ORTÍZ CAMPOY (QEPD)

Don René, aunque llegó a este mundo en Navojoa, Sonora, la mayor parte de su vida se desarrolló en Rosarito.   Primero con sus padres y 6 hermanos, luego con su esposa, la inolvidable Doña Esther. Vivió en una época en que se requería de muchas manos y abundante trabajo para contribuir al desarrollo de su comunidad.   Este caballero, no escatimó ni una ni otra cosa.   Tiene, sin lugar a dudas el perfil del verdadero Forjador.   Que trabaja en lo privado y en lo público, con gran visión del presente y del futuro, con respeto al pasado y a sus valores.  Con incansable espíritu de servicio y capacidad de gestión.   Buen ciudadano desde sus compromisos como funcionario público.  Magnífico gestor para buscar ayuda, donde la hubiera: cerca o lejos, convencía con sus motivos y llegaba a Rosarito la respuesta de benefactores.

Así fue como surge la Delegación de la Cruz Roja en Playas de Rosarito, de Estados Unidos llega ayuda para dotarla de una ambulancia, medicamentos y de algunos artículos para fortalecer las actividades de atención a accidentados. Gracias a esas gestiones fue posible ofrecer los primeros auxilios, con prontitud y calidad.

Como socio del Club de Leones fue dinámico, trabajador y con gran visión de futuro, impulso la construcción del Jardín de Niños que lleva el nombre de su Club, y aportó su interés y capacidad de trabajo para que, junto con el esfuerzo de ciudadanos de Rosarito, se construyeran los Campos Deportivos en Primo Tapia, Plan Libertado, el Club Deportivo Emiliano Zapata, Campos de Beisbol, así como la Biblioteca en la Escuela Abraham Lincoln y quizá la una de las obras más trascendentes: el Parque Abelardo L. Rodríguez. Escuelas, calles y campos deportivos, rinden tributo a su memoria, con su nombre.  Quizá la primera actividad como empresario fue el turismo.   Su padre creó el primer sitio para recibir a turistas y residentes para la convivencia y distracción. El hijo, siguió impulsando ese lugar turístico.