VOCES FRENTE A LA HEPATITIS

La única forma de protegerse contra el virus de la Hepatitis C, es prevenirla. No existe vacuna contra ella.

Si usted mira a su alrededor encontrará que una amiga, un familiar, una persona conocida, tiene Hepatitis C o la ha tenido. Lo terrible es que, la mayoría de las veces al contraer la infección por VHC no se presenta ningún síntoma. Una persona puede ser portadora asintomática (sin síntomas) durante décadas.

Para prevenirla, hay que conocerla.

La Hepatitis C en su fase aguda es de corta duración (3 – 6 semanas) y no produce daño permanente al hígado. Durante esta fase la Hepatitis C puede no manifestar síntomas y si lo hace, estos son poco específicos. Cuando es grave puede presentar: debilidad, falta de apetito y color amarillo de la piel (ictericia). El 80% de las personas con Hepatitis C aguda puede desarrollar la forma crónica de la enfermedad.

Como la enfermedad causada por el Virus de Hepatitis C (VHC) que provoca la inflamación de las células del hígado. La gravedad de esta enfermedad radica en que al infectar el hígado lo inflama de manera crónica (hepatitis crónica) y puede producir fibrosis hepática (cicatrización del hígado) que con el tiempo, puede convertirse en cirrosis, (hígado endurecido que pierde sus funciones) y la posibilidad de desarrollar carcinoma hepatocelula (cáncer de hígado).

Es importante saberlo: la Hepatitis C es una enfermedad silenciosa, progresiva y peligrosa.El 80% de las personas que adquieren el VHC no lo eliminan de su organismo (Hepatitis C crónica) pero si está enfermedad es detectada y tratada a tiempo puede ser controlada.

Motivos de alerta contra la Hepatitis C

L*Usar jeringas y agujas nuevas o esterilizadas.

*No compartir objetos que pudieran estar en contacto con sangre contaminada (navajas de rasurar, corta uñas y cepillos de dientes).

*Mantener cubiertas las cortadas o heridas abiertas.

*Si hay necesidad de tocar sangre de otra persona, usar guantes.

*Si se tiene vida sexual activa, se debe usar condón.

Factores de riesgo.

Muchos los conocen, lo saben, les consta al ver resultados en otras personas, pero no los toman en cuenta. Vale la pena repetirlos.

*Uso de drogas intravenosas o intranasales aunque sea una sola vez)

*Transfusiones de sangre, intervenciones quirúrgicas mayores o trasplante de órganos antes de 1995 (NOM-003-5552-1993 que determina la detección de anticuerpos de VHC en los bancos de sangre. Se da a conocer hasta julio de 1994 para implementarla).

*Administración de receptores de factores de coagulación elaborados antes de 1987.

*Hemodiálisis.

*Tatuajes o perforaciones (piercing) en el cuerpo.

*Relaciones sexuales de riesgo, sin protección.

*Niveles anormales de las enzimas hepáticas (ALT) en los resultados de los análisis de sangre sin causa aparente de daño hepático.

*Contacto con agujas o sangre infectada.

*Madre infectada por el VHC.

*VIH positivo.

*Padecer o haber padecido alguna enfermedad de transmisión sexual.

Una buena forma de hacer frente a la Hepatitis C es conocer sus síntomas:

La mayoría de las veces, al contraer la infección por VHC no se presenta ningún síntoma. Una persona puede ser portadora asintomática (sin síntomas) durante décadas.

La Hepatitis C puede presentarse de dos formas:

FASE AGUDA:

La Hepatitis C en su fase aguda es de corta duración (3-6 semanas) y no produce daño permanente al hígado. Durante esta fase la Hepatitis C puede no manifestar síntomas, y si lo hace, estos son poco específicos. Cuando es grave puede presentar: debilidad, falta de apetito o Color amarillo de la piel (ictericia).

El 80% de las personas con Hepatitis C aguda puede desarrollar la forma crónica de la enfermedad.

FASE CRÓNICA:

La Hepatitis C en su fase crónica es cuando dura más de 6 meses. Es posible tener Hepatitis C crónica durante 30 años y no presentar más síntoma que el de algunas alteraciones en las pruebas de función hepática.

En su etapa avanzada la Hepatitis C crónica puede presentar: Fiebre, fatiga, orina obscura, evacuaciones claras, dolor abdominal, pérdida de apetito, nauseas (malestar estomacal), ictericia o coloración amarilla en la piel y/o ojos (esclerótica o parte blanca), Prurito (ronchas y comezón en la piel), dolor o inflamación de las articulaciones.

A QUIEN ACUDIR.

Las instituciones oficiales que atienden la salud como IMSS, ISSSTE, ISSSTECALI y por supuesto clínicas y hospitales privados, tienen personal capacitado para atender y si es el caso, sugerir una serie de estudios de laboratorios, para sugerir tratamientos.

GRUPO DE AUTOAYUDA UNIDOS POR UNA VIDA MEJOR, A. C.

Av. Madero entre B y C

Mexicali, B. C.

Tel 686 569 0214www.hepatitiscayuda.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *