LA TIJUANA OLVIDADA

Hay muchos grupos humanos que son ignorados por las autoridades municipales. El que más sufre es el integrado por los pobres. Para ellos no resulta fácil resolver problemas o desarrollarse económica, social o culturalmente. A continuación presentamos un artículo publicado en el No. 23 de esta Gaceta en donde muestra la importancia de personas y funcionarios que se comprometen con el prójimo para resolver problemas sociales.

La superficie territorial de esta ciudad llamada la más visitada del Mundo es de 1,229 kilómetros cuadrados. Está constituida por sierras y valles pequeños, que propician gran variedad de pendientes y corrientes de agua.

En la zona sureste conocida como el Mariano – Florido hay una buena cantidad de colonias cuyos habitantes son de modestos ingresos económicos. Ahí están La Morita 1 y 2, Lomas y Terrazas del Valle, Viñedos Casa Blanca, Terrazas La Morita y los ejidos Maclovio Rojas y Ojo de Agua.

Hasta una de esas colonias, Red Social, acompañó a la Trabajadora Social María Antonia Martínez que desde Ensenada llegó a la ciudad en busca de una familia originaria de Nayarit.

Quienes solo conocen lo pavimentado, se sorprenderían que para llegar a esas colonias, se baja difíciles pendientes, se atraviesan cañadas, corrientes de agua y en lo planito hay que jugar golf, porque en una cuadra está los 18 hoyos.

No se encontró a la familia Cosío, pero sí pudo responder a infinidad de preguntas de señoras que al saber su profesión, aprovecharon el viaje y la consultaron. Tony con gran consideración, orientó a poco más de 25 mujeres. A continuación algunos de esos casos que para quien lo sufre, resulta casi sin solución. Pero para una Trabajadora

Social, que tiene una de las profesiones más directas con los seres humanos que integran las ciudades, son asuntos cotidianos que pueden ayudar a resolver.

Jacqueline es una joven señora que a sus 22 años, junto con su pequeño niño fue repudiada con su pequeño niño.

Comentó “un buen día llegó y me dijo, mañana me voy, prepara mi ropa porque ya no voy a volver”. La joven con informes sobre lugar del trabajo del desobligado, de inmediato recibió por escrito las indicaciones. “Lleve el acta de nacimiento de su hijo -sin matrimonio de por medio- a las oficinas de Defensores de Oficio para que presente una denuncia y el Juez Familiar lo obligue a que cumpla con su compromiso”

Otro caso. Doña Martha tiene ahí cerca de su humilde hogar, unos vecinos que desde que empieza a anochecer se dedican a vencer droga a los muchachos. Y por más que se queja en su Delegación, no le hacen caso. ¿Qué hacer? Porque además se pone en peligro. Se le aconseja que intente nuevamente hablar con su Delegado y si este no le hace caso, se acerque al sub delegado para preguntarle si podría ayudarle, mandando a una patrulla. En este caso la verdad no se abriga muchas esperanzas, porque la misma policía admite que en esa zona hay más de 500 picaderos.

La señora Caro le platica a la T. S. Tony que su hijo, que enviudó desde hace poco más de un año, se fue a vivir a Culiacán, dejándole a su hijo Luis de 6 años. Ella está de acuerdo en cuidar de su nieto, pero piensa que si mañana o pasado, a su hijo se le antoja volver y se lleva al niño, quizá ella no lo soporte. Se le recomendó lo mismo que a Jacqueline, que acudiera a un Juez Familiar, pero antes solicitara ayuda en Defensoría de Oficio.

La mayoría de las personas, si no es que todas, se quejaron de que en esa zona no hay la posibilidad de que los niños y jóvenes practiquen algún deporte, no hay ningún espectáculo que los distraiga. Por eso los muchachos se sientan en las esquinas para tomar. Algunos se drogan pero en general todos molestan a las muchachas. Así que piden a las autoridades que les ayude a organizar algo constructivo para que se entretengan los muchachos.

El problema es que la oferta es pobre o nula, para la juventud que requiere de actividades positivas que los aleje de la vagancia y de la delincuencia en Tijuana. Quizá un Organismo No Gubernamental pueda echarle la mano a los funcionarios. Porque las señoras de esa zona del Mariano Florido, están más que dispuestas a colaborar. Red Social se ofrece para ayudar. (lep)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *