LOS VERDADEROS DUEÑOS DE B.C.

La historia de esta península es fascinante.

Viene de antiguo y con un cargamento de experiencias de sus habitantes. Hoy, ofrecemos una brevedad, solo para relacionarla con la propuesta que hizo en julio pasado, la Diputada Carmen Leticia Hernández (QEPD) con la inquietud de favorecer la economía de quienes habitan en esta zona norte de la península. Se trata de despertar inquietudes para que en los lectores despierte la inquietud de investigar.

A continuación esa brevedad.

La remota historia nos dice que hace 14 mil años, llegaron a la península, por las costas del Océano Pacífico, los primeros grupos humanos nómadas. Tres eran los grupos tribales claramente definidos en la época prehispánica: pericúes, guaycuras y cochimíes.

Los primeros habitaban la parte sur de la península y se extendían hacia el norte, desde Cabo San Lucas hasta la mitad de la península. Los guaycuras habitaban la parte media y los cochimíes, estaban en el extremo norte.

Junto a los cochimiés, se agrega la existencia de otros grupos nómadas: los kumiai o k´miai, una de las familias indígenas que junto con los cucapá, pai pai, kiliwa, cahilla y akula, poblaron el norte de la península de Baja California, todos pertenecientes al tronco Yumano.

A Hernán Cortes se le considera descubridor de la península, no porque haya llegado primero sino porque Fortún Jiménez, primer europeo que desembarcó en ella estaba al mando de Hernán Cortés. Jiménez era piloto al mando del navío Concepción. Al avistar la península y desembarcar en ella en 1534 Jiménez pensó que se trataba de una isla. Fue el Padre Francisco Eugenio Kino, quien se dio cuenta que era una península, no una isla.

La pregunta que se hacen las etnias de esta zona Yumana es por qué en el recorrer histórico, en el desarrollo de este territorio, los que llegaron después de sus antepasados, se han ido apoderando de las tierras. Aquí mismo se cuenta la historia (pag. 17) de un líder moral que a nombre de sus representados, realizaba gestiones para que se les reconociera sus derechos.

La propuesta (que aquí presentamos) de quien fue presidenta de la Comisión de Desarrollo Social y Asuntos Indígenas, diputada Carmen Leticia Hernández (QEPD) debería ocupar la atención de quien la sustituyó en esa Comisión. Se trata de un Programa para mejorar la situación económica de nuestras etnias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *