A LA DERIVA EL CONSEJO ESTATAL DE OSC

unca como en esta época había peligrado tanto la institución que se crea gracias a la Ley de Fomento a las Actividades de Bienestar y Desarrollo Social para B. C.Este documento rector que lo identificamos como Ley de Fomento de los ONG / OSC nace por el trabajo, interés y pasión de por lo menos doscientas personas del voluntariado. Que sin estigmas ni fobias, supieron trabajar al lado de sus autoridades, especialmente con algunos integrantesde la XVI Legislatura que finalmente la llevaron a buen puerto. Y decir a buen puerto, significa que los esfuerzos de las dos anteriores Legislaturas con las que se trabajo, tuvieron que soportar la negativa de funcionarios estatales. Porque algunas sugerencias de los ONG (como se denomina en la Ley, así como en la ONU) como formar un Consejo Estatal, con representación de cada uno de los Ayuntamientos y alternar cada dos años, la presidencia, así como fijar un Presupuesto para apoyar proyectos que beneficiara las actividades de servicio del Voluntariado… no agradaba. Gracias a la comprensión del entonces Gobernador Alejandro González Alcocer y al apoyo de los legisladores, la Ley de Fomento fue publicada el 2 de marzo de 2001. Casi 20 años de una Ley que en la República es considerada como de avanzada.

Trayectoria del Consejo EstatalCon sus altas y bajas, con presidentes (2 mujeres en 9 Consejos) buenos y algunos muy malos, se trabajó buscando lo mejor para nuestro Tercer Sector. En tiempos del Gobernador Guadalupe Osuna Millán hubo tres cambios en la Secretaría de Desarrollo Social, dependencia con las que se coordinaba directamente el trabajo del Consejo Estatal. Los tres que incluso les tocó presidir de acuerdo con el calendario: Carlos Reynoso Núño, Carlos Flores y Pablo Alejo López Nuño, abogados todos. Hubo una cordial relación, los funcionarios demostraron respeto por el Consejo, que cambiaba cada dos años Consejeros y Presidencia. Cada uno tenia su propio estilo; las diferencias se arreglaban, analizando, discutiendo y al final se llegaba a soluciones y avances. De Francisco Kiko Vega, mejor ni recordarlo, no hizo grandes cosas por nuestro sector, tampoco su Secretario.

Pandemia y Gobierno EstatalEn noviembre de 2018 entra (afortunadamente) un gobierno de dos años. Jaime Bonilla Valdés como gobernador, siguiendo la línea del presidente López Obrador, cambio los nombres de las dependencias. Nombra a su primera Secretaria de Integración y Bienestar Social (SIBSO) a Cinthya Gissel García. Duró menos de un mes, fue dada de baja acusada de exigir “moches”. Lo que resultó ridículo pues llegó amenazando: “ahora se privilegiará la atención a las comunidades más vulnerables de los cinco municipios. Restructuraremos el apoyo a organismos de la sociedad civil”. Personalmente amenazó a Consejeros Ciudadanos integrantes del Consejo Estatal. Desconocida totalmente para el sector, su salida fue algo bueno. Laura Torres Ramírez, fue nombrada segunda titular de SIBSO. Se rodeo de buena publicidad, se retrató con los niños de las escuelas que degustaban su rico desayuno por cortesía del gobierno estatal. Duró en el cargo menos de tres meses, “se retiró” para realizar algunos estudios especializados. Aunque se estuvo manejando que los famosos desayunos contratados eran muy malos.

Pero antes de regresar a la vida privada quien fuera diputada local, se dio tiempo para presentar (23 de enero de 2020) una solicitud de suspensión del X Consejo Estatal.Lo hizo ante el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa de B. C. El documento lo firmó Ramón Iribe Pérez y fue recibida por Alma Alejandrina Razo Santoyo quien actuó en función de Magistrada por Ministerio de Ley. Hasta la fecha están detenidas las actividades del X Consejo nombrado por votación de los integrantes del IX, que decidieron adelantar la elección, debido a que en tiempos normales se complicaba con el cambio de los nuevos funcionarios.Las elecciones en términos generales se hicieron correctamente. Pero a los nuevos consejeros les faltó asesoría legal y por supuesto capacidad de diálogo para solucionar el escollo que no era grave. Lo que es delicado y fuera de toda lógica es que el Tribunal se haya tomado un año (se cumplirá en enero) para responder a esta inconcebible solicitud de la ex titular de la SIBSO.

Tercera mujer que llega a la titularidad de SIBSO: Alma Sarahí Arellano Rosas.Se ha dedicado a recorrer el estado entregando despensas. Y la única vez que nos ha convocado para un enlace vía ZOOM fue para que escucháramos los informes de las titulares de varias dependencias. Nada relacionado directamente con los Organismos de la Sociedad Civil. Fue un desglose del reiterado informe que acostumbra dar el gobernador Jaime Bonilla. La buena noticia es que este gobierno tiene un año de vigencia. Y los OSC que han soportado la mitad de su bienio, seguirán sirviendo a Baja California como lo han hecho por muchos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *