AUMENTA LA VIOLENCIA CONTRA LAS INDIGENAS

A pesar de que la discriminación persiste en contra de los indígenas en México, “la violencia en contra de activistas sociales y de las mujeres de estas comunidades se ha incrementado en el país, por lo que hay un grave retroceso en este tema”, afirma la profesora Lourdes Ramírez Martínez, fundadora y presidenta de la Mixteca San Miguel el Grande Oaxaca Suu_Ni_Ma_Rii.

Asegura que el asesinato de activistas defensores del medio ambiente, que en su mayoría son indígenas, se ha incrementado en el país a causa de fuertes intereses económicos, así como la violencia en contra de las mujeres indígenas, que desafortunadamente viven una revictimización cuando deciden presentar una denuncia para defender sus derechos.

Desde hace 15 años, la profesora Lourdes Ramírez fundó la asociación la Mixteca San Miguel el Grande Oaxaca Suu_Ni_Ma_Rii para ayudar a mujeres y niños indígenas que viven en Tijuana y que según un censo realizado por el Colegio de la Frontera Norte asciende a 260 mil indígenas, mientras que el INEGI había establecido que solo vivían 60 mil.

“Hay mucha población indígena flotante”, añade, “pero aquí vivimos mazahuas, purépechas, totonacas, zapotecas, tzotziles y mixtecos de la Alta y Baja, sin considerar a los indígenas que están llegando con los nuevos grupos migratorios como los mayas quiché de Guatemala; miskitos de Honduras y El Salvador y los afro de Haití”.
Ella y un grupo de mujeres apoyaron en la creación de la Casa de la Mujer Indígena Donají, realizando talleres y el diagnóstico porque decían que aquí no había comunidad indígena.

La Mixteca San Miguel inició actividades con la promoción y fomento al deporte para unir a las comunidades, y después promovió la organización de las fiestas patronales de los distintos grupos indígenas, con la finalidad de rescatar sus tradiciones, porque “antes les daba pena llevarlas a cabo y ahora se sienten orgullosos de hacerlas”.

Una de las partes medulares de esta organización es empoderar a las mujeres a través de talleres de liderazgo, de derechos humanos, de derechos sexuales y reproductivos, comenta Ramírez Martínez, quien actualmente funge como coordinadora de Asuntos Indígenas del Ayuntamiento de Tijuana.

“En las comunidades indígenas hay mucho miedo y tabú en cuanto a la sexualidad y los talleres sobre este tema también están dirigidos a niños, jóvenes y adultos”, añade.

La asociación que ella preside también apoya a la población indígena en aquellos casos en que sus derechos humanos son vulnerados, como ocurrió hace varios años, cuando elementos de Reglamentos les quitaron sus puestos de la calle y les tiraron su mercancía, sin pagárselas. Lograron un acuerdo con el Ayuntamiento para que los dejaran trabajar.

La Mixteca San Miguel el Grande cuenta con ocho integrantes y durante estos años ha beneficiado a más de cien mujeres, quienes a su vez han influido en sus familias y en otras mujeres, para defender sus derechos y no ser discriminadas ni violentadas, y a más de 300 niños y adolescentes con actividades deportivas y la impartición de talleres. (Eva Solis)


Tel. 664 710 8038 nuezunionfamiliar@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *