La Gaceta Red Social Edición Mayo 2020

Desde los últimos días de febrero, integrantes de este Patronato nos reunimos para hacer planes sobre un futuro que se veía incierto. De Oriente y Europa llegaban noticias poco alentadoras. Nunca pensamos que un microscópico virus (COVID 19) transformaría la vida de gran parte de la humanidad
Hicimos planes para las primeras semanas, que las circunstancias nos han obligado a extenderlos por todo el 2020. Los compartimos por ser ustedes, miembros de los Organismos de la Sociedad Civil, primeros receptores de la Gaceta que nació en el mes de agosto de 1998 para servir a este importante sector.
La idea era que este medio informativo impreso siguiera saliendo cada dos meses y darle dinamismo a la página web con notas semanales, lo que se ha venido cumpliendo. También se abriría una cuenta en FACEBOOK para acercarnos más a la comunidad, haciendo uso de los adelantos que la tecnología ofrece. Ya está funcionando.
Sigue a las órdenes de todos www.lagacetaredsocial.org en las últimas semanas está siendo transformada para hacerla dinámica, actual y más accesible. Invitamos a que lo comprueben, ingresando en la primera oportunidad. Y es que podría pensarse que ocupados en atender las necesidades del COVID 19 y todos los problemas que ha acarreado esta enfermedad, el desarrollo de los OSC ha parado.
No es así, con más sacrificios de los acostumbrados pero las instituciones siguen con su misión de atender a los grupos vulnerables y buscar el engrandecimiento de las comunidades. Cierto desde las primeras semanas del año, los distintos gobiernos, en especial el federal y estatal, han hecho todo lo posible por ignorar esa labor de la ciudadanía organizada.
Y cuando se pensaría que tuvieron éxito en el “ninguneo” ¡que llega la pandemia! Y entonces las personas e instituciones con su acostumbrado espíritu de servicio, empiezan a asumir responsabilidades primero con el sector salud, acercándoles desde sencillos cubre bocas hasta los tan urgentes aparatos para ayudar al enfermo a respirar. Así se dieron cuenta los distintos funcionarios públicos que solos no podrían enfrentarse a la despiadada enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *